Última Hora

Las medidas que se aplicarán en el Estadio Ricardo Saprissa, intentarán mantener el reducto como uno de los más seguros del país.

La instalación de cámaras de seguridad que resguardan el comportamiento de los aficionados, los detectores de metales ya utilizados el domingo anterior y las medidas fuertes que vienen para ingresar al sector sur, son parte de un plan donde la dirigencia ha invertido más de $100 mil.

“Vamos a tener control de acceso con bases de datos y tarjetas de acceso. Las cámaras instaladas quedarán operativas en pocos días”, comentó el presidente del Saprissa, Juan Carlos Rojas.

Ya incluso en el próximo juego como local, los aficionados podrán asistir de forma tranquila al reducto.

Saprissa sigue recibiendo en promedio 15 mil personas por partido en Tibás.