Última Hora

La finca que no sirvió para reubicar a los damnificados del Cacao de Atenas, se  habría comprado  siguiendo criterios  de la municipalidad.

Sin embargo, todo indica que  se apresuraron en la compra  y que faltaron estudios para  evitar  que se desperdiciaran  80  millones de colones en un terreno que no sirve.

Esta finca de poco más de una hectárea y media, y  a unos seis km del centro de Atenas, se adquirió para reubicar a los damnificados del  bajo  El Cacao,  lugar  en donde murieron 14 personas  y que  fue prácticamente arrasado por un deslizamiento que se  produjo al colapsar unos gaviones en la parte alta  de la carretera.

Esto  sucedió en la madrugada del 11 de octubre del 2007, tras  intensas lluvia que afectaron la zona.

Pero  esta finca que  sería la solución a los problemas de vivienda de los sobrevivientes y en  donde se ubicarían unas  40 familias,  se convirtió  en  un dolor de cabeza   porque   solo fue  una ilusión para los  afectados.

La razón es que  la finca no sirve, no es apta  para desarrollar proyectos de vivienda  y existen informes técnicos de  ingenieros y de auditoria que  así lo confirman, además de carecer de  agua y luz.

Lo que se  concluye es que   unos dos meses después de ocurrida  la tragedia compraron la finca a pero  no se hicieron  los estudios  pertinentes para  conocer  si era apta para un  proyecto de vivienda.

Quien   compro la finca o  tenía  esa misión era la  Unión de  Asociación de Desarrollo de  Atenas   (UCADEA). Dinadeco giro  80 millones de colones para ello , sin embargo el presidente de la Asociación  no quiso ahondar en detalles,   sobre qué criterios se siguieron para comprar la finca.

Observe la segunda parte del reportaje sobre la situación que viven los vecinos del Cacao de Alajuela,  en el video adjunto.