Última Hora

Son muy útiles para proteger el banano de los insectos y del exceso de luz, pero cuando se recoge la cosecha, las bolsas se convierten en un desecho poco amigable con el ambiente.

Sólo en el 2009, se desechó una tonelada y media de bolsas usadas en las plantaciones de banano.

Pero un proyecto del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) busca mejorar la calidad del asfalto usando estos desechos.

Las bolsas se limpian con aire a presión y se cortan trozos de cuatro por cuatro centímetros. Y se añaden a la mezcla de asfalto a una temperatura de 140 grados Celsius.

El Lanamme implementará el uso del asfalto modificado en algunas vías municipales y evaluará su rendimiento durante un año.

Luego de esto, es muy posible que las bolsas de banano se conviertan en un ingrediente infaltable en el asfalto de las carreteras del país.