Última Hora

Una enorme serpiente ganó una batalla contra un cocodrilo en Australia al lograr devorar al animal entero.

La pitón de tres metros de largo luchó con el cocodrilo durante varias horas junto a un lago en Queensland.

Tiffany Corlis, una escritora local, presenció la escena y tomó estas fotos. "Fue increíble", le contó al medio BBC. "Vimos a la serpiente luchando con el cocodrilo. Envolvió al cocodrilo para agarrarlo mejor y poner fuera de acción sus piernas", explicó Corlis.

"La pelea comenzó en el agua. El cocodrilo trataba de mantener su cabeza fuera del agua, pero la serpiente ya lo estaba estrangulando”, continuó explicando la escritora.

Según los espectadores del momento, a la serpiente le tomó unos 15 minutos en comerse al cocodrilo.

Otro testigo de la batalla, Alyce Rosenthal, dijo a medios locales que las dos criaturas pelearon por unas cinco horas y en los últimos tramos del combate parecían exhaustas.

Las pitones matan a sus presas enredándose en ellas con su cuerpo y presionando hasta dejarlas sin aliento. Luego la pitón puede tragarse entera a su presa.

Un estudio publicado en 2012 por la publicación Biology Letters de la Sociedad Real británica sugirió que las serpientes pueden sentir el latido del corazón de sus víctimas. Esto les permitiría no hacer más fuerza una vez que la presa muere y así ahorrar energía.

El estado australiano de Queensland alberga algunas de las serpientes más peligrosas del mundo, así como a cocodrilos de agua salada.