Última Hora

Son las 4 de la tarde cuando la mayoría de estudiantes están terminando tareas y se preparan para descansar,  3 hermanas, Valería de 19 años, Verónica de 16 y Viviana de 12, apenas se alistan para entrenar, en la piscina municipal de Goicoechea.

Desde que son niñas, sus padres las matricularon en clases de natación… pero la adrenalina de la competencia, pronto las cautivó.

A sus edades, ya han forjado la disciplina de un atleta de alto rendimiento, para lograr ser también estudiantes de alto rendimiento.

Por eso es común verlas estudiando y haciendo tareas en las gradas de la piscina… mientras comienza el entrenamiento y lo han logrado, son nadadoras de alto nivel, y excelentes estudiantes. Valeria incluso ya está en la UCR estudiando ingeniería química.

Estos Juegos Nacionales son muy especiales para la familia,  por primera vez las tres compiten, la menor se inaugura y la mayor se despide, es el momento perfecto para valorar lo que el deporte le ha dado a la familia.

La natación las ha unido como hermanas, las ha hecho disciplinadas, ese es el poder del deporte, con cada lágrima, con cada sonrisa, la pasión se construye.