Última Hora

Ayer en el béisbol se vivió uno de esos partidos épicos, una final adelantada.

Por 5 horas los equipos de Upala y San José lucharon con todo por ganar ese primer partido de los Juegos Nacionales.

En condiciones deportivas era David contra Goliat en la cancha la historia se escribió diferente.

A la una de la tarde comenzó este partido. San José había destronado a Upala en los Juegos Nacionales pasados, luego de dos oros consecutivos de los upaleños.

San José comenzó fuerte, en la primera entrada con un apabullante 9 a 2.

Ya los aficionados daban casi por concluido el partido, con una aplastante derrota. Sin embargo Upala iba creciendo poco a poco, poniéndole picante al ambiente, el público se acercaba cada vez más.

En las graderías improvisadas, el público upaleño nunca dejó de apoyar, nunca dejó de creer.

Entre lo que cabe, San José tiene mucho mejores condiciones deportivas para el desarrollo del equipo, más materiales, mejor cancha, más tiempo… pero ahí adentro en cañas… pudo más otra cosa, el tesón la entrega y Upala le dio la vuelta al marcador.

Luego de cinco horas de partido le ganó a San José 18 a 11.

Estos son en su mayoría hombres de campo, que trabajan toda la semana en la agricultura para llevar el sustento a sus hogares, pero a los que les apasiona el béisbol y cuando hay pasión,  no hay pero que valga.

Aunque fue sólo el primer partido de ambos, brindaron espectáculo digno de una final…y aunque se quiso armar la gresca, las cosas concluyeron como tenían que terminar… claro esperando con ansias el próximo partido.