Última Hora

Al vestir, combinar los colores y patrones siempre nos ha generado muchas dudas.

Por un tiempo, decían que el azul solo se combinaba con blanco, y que los cuadros no iban con flores.

Ahora, todos los conceptos de lo que se puede o no hacer, ha cambiado, y las reglas, no son tan drásticas.

Quien dijo que el amarillo y el azul no combinaban no estaba al tanto de las últimas tendencias de la moda, que se atreven a hacer combinaciones atrevidas y diferentes.

El blanco, el negro el gris y el beige siguen siendo importantes, van con todo y agregan elegancia, pero, lo que antes era regla ahora es más bien visto como aburrido, seguro y poco creativo.

Los colores básicos sirven de base, de molde para las combinaciones atrevidas que se pueden crear. Se pueden mezclar dos tonos fuertes diferentes y balancear con uno neutro.

No hay nada escrito pero hay que hacerlo bien para no parecer un arcoíris, la clave está en la creatividad, en aprovechar los tonos llamativos, arriesgarse y  dejarse llevar.