Última Hora

Cada vez más productos y servicios se ofrecen en dólares, pero la obligación del vendedor es informar y facturar su costo en colones.

“El consumidor debe tener cuidado principalmente en comercios en donde por su área de atracción se expresan en dólares. Algunas tiendas de ropa y tiendas de artículos de lujo utilizan estas estrategias”, indicó Erick Ulate de Consumidores de Costa Rica.

Ulate menciona también que en nuestro país existen “mercados totalmente dolarizados como ventas de casas, vehículos o turismo”.

En ese cálculo no se utiliza un tipo de cambio al azar si no el establecido por el Banco Central. No se le debe aplicar ningún otro.

Erick Ulate enfatizó que  “si hay una convención a colones, es el comerciante que ofrece el servicio que debe realizar esa conversión.”

“El comerciantes debe indicarle al consumidor cuantos colones debe depositar para compensar esos dólares que cuesta el producto o el servicio que están ofreciendo”, agregó el experto.

Las sanciones las establece el artículo 93 del reglamento de la Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor. El incumplimiento de esta orden se expone a una sanción administrativa de 40 salarios, que sería entre los ocho y nueve millones de colones.

Más cuidado debe tener al realizar compras por internet, ya que los valores se expresan por lo general en dólares y al no darse la facilidad de un cobro en colones; usted es el afectado.

Aquí existe un vacío, ya que es posible que quien le vende el artículo no tenga representación en el país y por consiguiente la denuncia surtirá poco efecto.

No olvide que si compra en dólares y la tarjeta es en colones el banco emisor le aplicará su tipo de cambio.