Última Hora

Todos hemos pasado por momentos incómodos, o tenemos algunas características, que nos han ocasionado un mal rato, y algunos, hasta frustración.

Aceptar que se cometió un error, que tiene la nariz grande, que es muy alto, gordo, muy flaco, para muchos no será nada fácil de aceptar.

Pero aprender a reírse de uno mismo, podría ser ese alivio que anda buscando.

Para conversar sobre este tema, Carolina Rodríguez, psicóloga de familia y coach de vida, expuso en Buen Día los beneficios de lo que ella llama como hacer bizco hacia adentro.

Pero,  ¿por qué es que cuesta reírse de "uno mismo"? ¿sirve para aprender a manejar la vergüenza?, estas y otras dudas las aclaramos en nuestro tema de fondo.