Última Hora

Es una batalla entre dos reinos, caballeros, fortalezas, damas y reyes en una guerra sin cuartel en marcada en un tablero, si pensó que el ajedrez era aburrido, abróchese el cinturón.

No, no son tomas aceleradas, esto es ajedrez relámpago, una de las dos modalidades que podrá encontrar en los juegos nacionales.

Bernal González es el campeón nacional de esta disciplina, en la que asegura existen dos vertientes, medidas por el tiempo, una de ellas es el ajedrez relámpago, sumamente rápido de cinco minutos por jugador, además del clásico, con casi dos horas por jugador para cada partida.

Véalo así, el tiempo de cada jugador es como la gasolina. Se va gastando a medida que avanza el encuentro.

“Si se le acaba el tiempo, perdería la partida eso evita que las partidas se prolonguen eternamente, hago la jugada, deja de correr mi reloj y comienza a correr el del rival”, explicó.

Antes de seguir y si usted no sabe cómo se juega, aquí va el curso intensivo. El objetivo del juego, es acorralar al rey rival, eso se llama jaque mate y las fichas se mueven tal como lo explica Bernal.

Otras maneras en las que alguien puede perder la partida, tienen que ver con causas que suceden fuera del tablero.

“Los atletas no pueden estar conversando con otros, no pueden hablar con los demás”, dijo.

Entendiendo el ajedrez, usted se dará cuenta de que, lo que parecen dos personas sentadas frente a frente, es en verdad una furiosa batalla campal.