Última Hora

Nacional

Costa Rica vive un TEDx Pura Vida, lenguajes, países y humanos ejemplares

“Cuando me di el chance de abrir los ojos y el corazón, me robaron el corazón”, dijo Francessca Aguilar acerca de las personas con capacidades diferenciadas.

Daniel Quesada Hace 2/27/2014 4:59:00 PM

“Los beneficios de hacer bizco” fueron expuestos por Carolina Rodríguez, quien reflexionó acerca de lo que ocurre cuando se repasa la vida, por ejemplo, al que considera el día más importante en la de cada uno, el nacimiento, y la cadena de acontecimientos que han marcado la vida.

Esta soñadora osada invitó al auditorio a abrir los brazos y, realizando ese ejercicio todos los días durante la mañana, atraer al día todo el positivismo necesario para lograr concluirlo con esa misma actitud, lo siguiente es cerrarlos para atrapar esa energía, explicó.

El tercer bloque del TEDx Pura Vida 2014, continuó con una invitación a jugar. Leslie Feinzaig, estratega en innovación especializada en tecnologías de consumo masivo, considera que “el juego nos permite aprender”, no solo entretenernos.

“Un juego es un sistema de premios que motivan, de castigos que dificultan (…) es un sistema altamente exitoso de motivación humana”, aseguró la expositora, quien reconoció que le llama la atención que en cada ámbito de la vida (política, trabajo, economía) la gente juega sin darse cuenta de que lo están haciendo.

Luego, cumpliendo con una de las consignas del TEDx, Mariana Quesada llegó ante el público con una idea revolucionaria, una que nació desde su época en el colegio. Una invención en la que participó de manera protagonista ahora se proyecta como una herramienta para la población no vidente.

Ella creó un sistema que evita que estas personas golpeen sus cabezas, golpeen a las demás personas, o se extravíen sin que sus familiares puedan hallarlos. “Podrían imaginar el tipo de proyecto que crearíamos si nos unimos en este escenario”, insinuó al público.

De diablos, idiomas y seres humanos

“Cuando me di el chance de abrir los ojos y el corazón, me robaron el corazón”, dijo Francessca Aguilar acerca de las personas con capacidades diferenciadas, muchas veces llamadas discapacitadas, que, pese a que en ocasiones no se les trata así, son seres humanos.

Esta expositora, ha vivido ligada a las Olimpiadas Especiales, donde afirma haber conocido a las personas que le han dado las enseñanzas más valiosas que acumula hasta el momento. Con la ayuda del atleta especial, Ariel Ari, convenció al público de buscar un cambio que resulta más que necesario, obligatorio.

Y para continuar acabando con ciertas barreras sociales, el “beatboxer” Tom Thum mostró en el tercer bloque de las conferencias que es posible romper percepciones, pues, para empezar, quién iba a decir que pese a no hablar español, este australiano sabría comunicarse.

Para ello utilizó lo que llama el lenguaje universal, el de la música. Complejos sonidos, difíciles de imaginar en la voz de un ser humano, imprimieron ritmo y energía al público, con una conclusión generalizada: si sola la voz puede ser capaz de ello, qué puede hacer el resto del complejo aparato humano.

Jorge Vargas es un sociólogo y politólogo, director del programa El Estado de la Nación, que pese a su orientación, llegó al escenario del TEDx Pura Vida 2014, explotando su vena literaria, con un cuento de dos países, muy distintos uno del otro, pero que formaban parte de un solo punto, dividido a la mitad.

Pese a las narraciones diametralmente opuestas hechas por Vargas, apuntó que no sucedió que una historia tuviera la razón y la otra no, más bien, ambas fueron mal contadas. “Unos temas son incómodos para una mitad, y unos temas son muy incómodos para otra mitad”, dijo, “que las dos mitades entiendan, aunque sigan viendo las partes distintas, quizás sea la única salida de los diablos para no acabar en el infierno”, concluyó.