Última Hora

Los primeros análisis de las muestras tomadas tras la erupción en el volcán Poás revelan una reducción en el nivel de la laguna y aumento en la incandescencia.

Los primeros análisis indican que la erupción freática originada por una ruptura en el fondo del lago generó una disminución en el nivel del agua, así como aumento en la incandescencia. 

Ahora es posible observarla no solo en las paredes del cráter sino hasta en el borde del lago.

El aumento en la temperatura que en muchas ocasiones provoca estas rupturas que terminan en erupción podría generar que estos fenómenos continúen al menos por algunas semanas.

Pese al aumento en la actividad, el Parque Nacional permanece abierto y la visita hasta el mirador ubicado frente al cráter no es restringida.