Última Hora

El primer temor es el que al ejercitarme, se pierden medidas, es decir el tamaño del seno disminuya.

La medida del seno, de la glándula, no va a variar con el ejercicio.  El ejercicio trabaja sobre el músculo, y sobre el tejido graso.

Si ya le ayudó a su cuerpo, quemando la grasa, más bien el ejercicio de resistencia sobre el área le ayudará a recuperar el volumen perdido por la grasa.

Aunque el ejercicio no va a agrandar ni disminuir el tamaño del busto, si puede ayudarle a que luzca mejor, más firme y por ende da la sensación de que es más grande.

En su casa puede trabajar esos músculos fácilmente, con las diferentes formas de lagartijas o push ups o si tiene mancuerna con el típico abducción de hombro.

Puede hacerlo tres veces por semana de 3 sets de 15 a 20 repeticiones.

¡Atrévase!