Última Hora

Vulcanólogos de la Red Sismológica nacional visitaron el Poás.

Con un descenso hasta el cráter principal constaron los efectos de la actividad del coloso éste martes.

El Poás mostró una relativa calma durante éste miércoles, aunque se mantiene bajo la lupa de los expertos.

Tras una inspección de cuatro horas, se recolectaron muestras de material lanzado por el volcán además de agua de la laguna del cráter principal.

Con cámaras especiales se vigilará la temperatura del cráter para detectar cualquier alteración anormal.

Lo ocurrido éste marte causo tal expectativa que la visitación al coloso aumento éste miércoles.

El parque se mantuvo abierto aunque quienes llegaron hasta el volcán fue poco lo que pudieron observar.

Actividad como la de éste martes es recurrente desde el año 2006.

En promedio el Poás muestra un comportamiento como éste 2 o 3 veces al año.