Última Hora

El Real Madrid acumulaba una sola victoria en veinticuatro partidos disputados en suelo alemán, lo que llevó a los aficioandos y medios de comunicación a crear la "Maldición de Alemania", sin embargo, este miércoles llegó a su fin con el contundente triunfo "merengue" 6 por 1 ante el Schalke 04.

Carlo Ancelotti encontró la cura en base a la ahora famosa "BBC", Benzema, Bale y Cristiano, quienes marcaron los tantos, y un sistema balanceado con Xabi Alonso y Luka Modric como ejes.

Benzema abrió el marcador a los 13' luego de una muy buena combinación entre Bale y Cristiano, cuyo desvío en la trayectoria hizo que el balón cayera en pies del francés para que definiera el primero.

Bale volvió a aparecer a los 21' pero en esta ocasión para anotar. Luego de driblar a dos rivales remató fuerte de pierna izquierda y pegada al palo, imposible para el arquero Fährmann.

Cristiano Ronaldo (52') no podía faltar en la fiesta de goles, y luego de varios intentos en la primera parte, logró anotar al inicio de los segundos 45 minutos. Un quiebre y disparo cruzado bastó para el 3-0.

El conjunto blanco volvió a aumentar la cuenta mediante Benzema (57'). El "Gato" aprovechó un servicio de taquito de Ronaldo para dejar atrás al guardameta y poner el 4-0.

Bale también volvió a figurar en el marcador a los 69', completando la "manita" en favor de los españoles. Pero no se quedaría así, pues el sexto llegó a los 89' por intermedio de Cristiano Ronaldo, quien terminó con doblete tras la suspensión de tres partidos en Liga.

En defensa, destacó un paradón de Iker Casillas en la primera mitad, que le permitió a los dirigidos por Ancelotti tomar confianza y a Casillas sumar más de 950 minutos sin recibir goles.

No obstante, Schalke 04 logró anotar el gol de la honra por intermedio del holandés Huntelaar, quien con una obra de arte marcó el definitivo 6-1.

La vuelta, que se disputará en el Santiago Bernabéu, está pactada para el 18 de marzo. Cabe destacar que a partir de los octavos de final, y hasta las semifinales, los goles como visitante en la UEFA Champions League valen doble.