Última Hora

Una grúa de 90 toneladas y capaz de alcanzar casi 100 metros de altura, fue necesaria para iniciar la etapa final de la reparación del techo del Estadio Nacional.

Este visitante llegó desde las 4 a. m. a la joya de La Sabana. Fueron necesarias tres elevaciones para subir hasta su posición las 115 láminas de poliester reforzado con fibra de vidrio.

En el sector este son necesarias 15 láminas para cubrir los 100 metros cuadrados dañados por el fuego, mientras que en el otro costado en total fueron 100 las láminas requeridas para reparar 750 metros cuadrados.

La de este miércoles fue la operación más delicada del proceso para arreglar el nacional, según Daniel Cartín, jefe de mantenimiento del Estadio Nacional.

Con las láminas en el techo del Nacional inicia el proceso de instalación que se espera se complete en dos semanas. Así se le pondrá punto final a una historia que inicio hace ya casi un año.

Las láminas fueron fabricadas con especificaciones particulares en México.

El costo total de la reparación ronda los 40 millones de colones que se cancelarán con la póliza de la empresa encargada de los juegos pirotécnicos de aquella inauguración.

Tras 5 horas de trabajo, la grúa de 90 toneladas y un brazo de 95 metros, se retiró del Nacional, una vez finalizada su labor.