Última Hora

Fotografías publicadas por el diario digital La Voz de Guanacaste llegaron como reporte al perfil de Facebook de Telenoticias. Las mismas corresponden al momento en que un joven es detenido por los oficiales de la Fuerza Pública dentro de un restaurante posterior al bloqueo que dispersó la policía este lunes en Chomes de Puntarenas.

La detención se dio luego del lanzamiento de gases a los costarricenses que se encontraban manifestando su malestar por lo que ellos califican como engaño por parte del Gobierno. Según Magdalena Vega, vocera de los manifestantes, “ellos se encuentran molestos porque el Gobierno aseguró que convocaría el proyecto de Ley 18 148, y no cumplió”.

El proyecto de ley de Territorios Costeros Comunitarios (conocido como TECOCOS), según el diputado del Partido Acción Ciudadana, Jorge Gamboa, “podría proteger a los costarricenses que viven en estas zonas”.

Según los manifestantes, ante la negativa del Gobierno de cumplir lo pactado con estos costarricenses, ellos decidieron bloquear la vía que comunica el Pacífico Norte con el Valle Central. El trabajo de Fuerza Pública los llevó incluso a utilizar gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

Algunos de los vecinos de la zona afirmaron al periodista Henry Morales, del diario La Voz de Guanacaste, que las autoridades agredieron a algunas de los presentes sin justificación. Sin embargo, las autoridades de la Fuerza Pública afirman que su actuar se dio a raíz de la agresión que recibió uno de los integrantes de la policía.

Una de las acciones que molestó mucho a los vecinos fue el ingreso de las autoridades de Fuerza Pública a un restaurante de la zona. El local conocido como Don Jeranio, pertenece a Laura Mendoza.

En un video grabado por la fotógrafa Ariana Crespo, la propietaria insiste que ella pidió a las autoridades no ingresar al local. Pablo Bertozzi, Subdirector General de Fuerza Pública afirmó a Teletica.com que en ningún momento las autoridades hicieron la detención en propiedad privada. Al joven, lo detuvieron según informó Bertozzí – en un primer momento- en las afueras del local.

Según dijo el Comisario Rodríguez, oficial encargado de la operación, la detención se hizo fundamentada en la agresión que cometió el joven.

Ante la pregunta de este medio a Bertozzi sobre si habían ingresado a propiedad  privada (tal como se ve en la fotografía) dijo tener entendido que no. Sin embargo, afirmó que aunque los oficiales hubiesen ingresado –es decir, realizar la detención dentro y no fuera del local- ellos se encontraban en propiedad pública.

Para Bertozzi, “la gente es muy amiga a veces de exagerar las cosas, conforme a la conveniencia. Entonces le atribuyen una condición de área privada a un área de carácter público. Es pública,  porque es un área donde llega y se sienta la gente”.

Se le consultó al abogado penalista José Miguel Villalobos sobre el área de acción que puede tener la policía y señaló que, “la diferencia entre una zona pública y una privada se determina por la capacidad de exclusión que pueda tener algún propietario”. Es decir, “en un restaurante alguien tiene la capacidad de excluir, por ejemplo, el dueño. Incluso el hecho que este la puerta abierta y que nadie la impida la entrada no lo hace una zona pública”, agregó.

En el video captado por La Voz de Guanacaste, la propietaria incluso afirma que pidió a las oficiales no hacer el ingreso al local.

El abogado Villalobos indicó que la policía puede ingresar sólo en caso que peligren las personas dentro del local. “Este no es el caso, no se estaba en la comisión de un ilícito donde alguien estuviese escapando y poniendo en peligro la seguridad de las personas que están en la propiedad privada”. “Me parece que hay un abuso policial”, aseveró el experto.

El joven fue llevado a la fiscalía junto con los otros doce detenidos producto de la acción policial.