Última Hora

A los quince años la mayoría de jóvenes está deseando salir al recreo para ponerse a mejenguear.

Pero los muchachos que vamos a conocer tienen una pasión muy distinta que ya comienza a darles grandes recompensas.

A pesar de que viven en una comunidad que algunos llaman problemática, estos jóvenes han sabido mantenerse en el camino correcto.

De hecho, no solo son estudiantes ejemplares.  A su corta edad ya son verdaderos maestros de la robótica.