Última Hora

Un astrónomo español observó en directo el choque de un asteroide del tamaño de un refrigerador contra la Luna, un fenómeno poco frecuente que pudo grabar y analizar.

José María Madiedo, profesor de la Universidad de Huelva, observó el 11 de septiembre de 2013 un potente destello luminoso en el Mare Nubium ("mar de nubes" en latín), una cuenca lunar rellena de lava solidificada.

La Royal Astronomical Society (RAS) británica, que informa del acontecimiento en su revista mensual, indicó que el resplandor de ocho segundos de duración fue tan luminoso como la estrella polar, por lo que podría haberse visto desde la tierra sin necesidad de telescopios.

"En ese momento, me di cuenta que había asistido a un acontecimiento poco frecuente y extraordinario", destacó Madiedo.

El asteroide, de un diámetro comprendido entre 60 cm y 1,40 m, pesaba unos 400 kg y viajaba a una velocidad de 60.000 km/h cuando impactó contra la superficie lunar.

La roca cósmica se vaporizó instantáneamente en el momento del impacto, creando un cráter de 40 metros de diámetro y un intenso calor, causa del destello observado desde la Tierra.