Última Hora

Internacional

EE.UU. pide a Rusia apoyar la transición en Ucrania y evitar su partición

Esas decisiones suponen además, de acuerdo con Kerry, la mejor vía "para enfrentar los acuciantes retos financieros de Ucrania en las próximas semanas y meses".

Agencia EFE Hace 2/23/2014 4:19:00 PM

Washington, 23 feb (EFE).- El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, conversó hoy por teléfono por segunda vez en menos de 24 horas con el ministro de Exteriores ruso, Sergéi Lavrov, al que pidió respetar la transición hacia un nuevo Gobierno en Ucrania y evitar la partición de ese país.

Kerry subrayó "la expectativa de Estados Unidos de que la soberanía de Ucrania, su integridad territorial y su libertad de elección democrática serán respetadas por todos los Estados", según informó a periodistas un alto funcionario del Departamento de Estado, que pidió el anonimato.

La noticia de la llamada llega poco después de que la asesora de seguridad nacional de la Casa Blanca, Susan Rice, advirtiera que Rusia cometería un "grave error" si interviene militarmente en Ucrania para forzar la formación de un Gobierno afín, porque la partición del país "no está en el interés de nadie".

En su conversación con Lavrov, con quien también habló la noche del sábado, Kerry volvió a reiterar la necesidad de evitar más violencia y "respetar las instituciones democráticas" de Ucrania.

Además, Kerry "expresó la esperanza de EE.UU. de que la federación rusa se unirá a nosotros, a la Unión Europea y sus Estados miembros y a otros países preocupados para ayudar a que Ucrania pase página y emerja de esta crisis más fuerte, unida, y avanzando con nuevas elecciones y reformas muy necesitadas", apuntó la fuente.

Desde la destitución el sábado por el Parlamento ucraniano del presidente Víktor Yanukóvich, ahora en paradero desconocido, Lavrov ha denunciado el incumplimiento por parte de la oposición de ese país del acuerdo alcanzado el viernes con las autoridades ahora depuestas para acabar con tres meses de revuelta.

Dicho acuerdo preveía la formación de un Gobierno de unidad nacional, elecciones anticipadas y la vuelta a la Constitución de 2004, pero ayer el Legislativo fue más allá y declaró a Yanukóvich destituido por dejación de sus funciones.

Kerry, por su parte, mostró hoy su "pleno apoyo" al nombramiento de un nuevo jefe de Estado interino, Alexandr Turchínov, desde ayer también presidente del Legislativo; y lo consideró una señal de que el país "se está moviendo rápidamente para estabilizar su situación económica y política".

"Kerry enfatizó que los votos emitidos hoy por enormes mayorías de los representantes elegidos por el pueblo ucraniano en todos los partidos, incluido el Partido de las Regiones (PR), ofrecen el mejor y más prometedor camino para restaurar rápidamente la paz y la estabilidad en Ucrania", aseguró el funcionario.

Esas decisiones suponen además, de acuerdo con Kerry, la mejor vía "para enfrentar los acuciantes retos financieros de Ucrania en las próximas semanas y meses".

Turchínov, de 49 años y mano derecha de la ex primera ministra Yulia Timoshenko, fue designado en una sesión que, a un ritmo frenético, destituyó a los altos cargos del antiguo régimen y marcó los plazos para la formación del nuevo Gobierno.