Última Hora

Bueno como vimos el dueño de Facebook no fue nada tonto y tras ver el pegue que ha tenido Whatsapp no lo pensó dos veces para comprar la empresa.

Y es que ahora sobre todo los jóvenes no conciben que alguien no tenga esta aplicación en su celular.

La fiebre ha sido tal que a punta de caritas y otros dibujos los whatsapperos crearon su propio leguaje.

Pero tal como veremos a veces hay que pelar bien el ojo para entender lo que nos quieren decir.