Última Hora

Aprender a leer y a escribir era el sueño de Felipe. Pero una enfermedad en su piel no lo dejaba ir a la escuela.

Por fortuna, cayó en las manos de un doctor que no se dio por vencido con el diagnóstico inicial y este año las cosas cambiaron para este niño.