Última Hora

Internacional

Más de 60 manifestantes muertos en los enfrentamientos en Kiev, Ucrania

Más de 60 manifestantes murieron tiroteados este jueves en el centro de Kiev, indicó a la AFP el responsable de los servicios médicos de la oposición...

AFP Agencia Hace 2/20/2014 12:14:00 PM

Más de 60 manifestantes murieron tiroteados este jueves en el centro de Kiev, indicó a la AFP el responsable de los servicios médicos de la oposición, Sviatoslav Janenko.

"Más de 60 manifestantes murieron. Todos fueron tiroteados", señaló.

Los enfrentamientos tuvieron lugar pese a la tregua acordada entre la oposición y el presidente del país, Viktor Yanukovich, amenazado de sanciones por la Unión Europea (UE) por la brutal represión de las protestas.

La policía ucraniana reconoció haber usado balas reales "en legítima defensa" durante los enfrentamientos con opositores en Kiev este jueves. "Con el fin de preservar las vidas de los agentes de la fuerza pública (...) se tomó la decisión (...) de usar armas en legítima defensa", indicó el ministerio del Interior.

Un tiroteo procedente de los cordones policiales y de edificios aledaños descargó sobre Maidan, la Plaza de la Independencia, ocupada desde noviembre por los manifestantes.

Un periodista vio ocho cadáveres frente al Correo Central y diez frente al hotel Kozatski. Otro reportero de AFP contó siete cuerpos en el vestíbulo del hotal Ukraina, el otro lado de la plaza.
Unos médicos cercanos a la oposición estimaron que algunos de los fallecidos fueron blanco de francotiradores.

En las inmediaciones de la Plaza, se veían numerosos rastros de sangre.

Miles de manifestantes, con fuerte presencia de mujeres y jubilados, se mantenían en la Plaza, con un escenario con animación sonora, pese a los graves incidentes de los últimos días. Mientras, el personal de la sede del Gobierno en Kiev evacuó este jueves por la mañana las instalaciones.

El ministerio del Interior ucraniano pidió este jueves a los habitantes de Kiev que no salgan de casa ni vayan al centro de la ciudad. "En estos momentos, más vale limitar los desplazamientos en coches particulares y no salir a la calle. Hay personas armadas con intenciones agresivas en las calles de Kiev", informó el ministerio en un comunicado.

El alcalde de Kiev anunció este jueves que abandona el partido del presidente Viktor Yanukovich, a modo de protesta contra "el baño de sangre y la lucha fratricida" en el centro de la capital ucraniana.

"Estoy dispuesto a todo para detener la lucha fratricida y el baño de sangre en el corazón de Ucrania, en la plaza de la Independencia", dijo Volodimir Makeienko.

"La vida humana debe ser el valor supremo de nuestro país, y nada debe contradecir ese principio", añadió el alcalde, precisando que abandona el gobernante Partido de las Regiones.
Otros incidentes se señalaron en ciudades de provincia.

Se trata de la peor crisis desde la independencia en 1991 de esta exrepública soviética, con fronteras con Rusia y con países de la Unión Europea (UE).

La UE amenaza con sanciones
La nueva ola de violencia hizo trizas la tregua acordada horas antes para facilitar las gestiones diplomáticas de la UE, que amenazó con sanciones al gobierno de Yanukovich ante la ferocidad de la represión.

Los ministros de Exteriores de Alemania, Francia y Polonia se reunieron por la mañana con Yanukovich, indicó a AFP un portavoz de la Presidencia. Luego se reunirán con representantes de la oposición y por la tarde irán a Bruselas para informar a sus pares de la UE, que podrían decretar sanciones contra el Gobierno ucraniano. "Nos preparamos para adoptar sanciones contra los responsables de la violencia", dijo el ministro francés, Laurent Fabius, antes de viajar a Kiev.

La jefa de gobierno alemana, Angela Merkel, urgió este jueves al presidente ucraniano a aceptar la ayuda de la UE en el diálogo con la oposición, en un comunicado publicado en Berlín.

Merkel llamó por teléfono este jueves por la mañana a Yanukovich, a quien "aconsejó fuertemente" aceptar una oferta de la Unión Europea para "reforzar el diálogo entre el gobierno y la oposición", al tiempo que condenó "enérgicamente la escalada reciente" de violencia, según un comunicado publicado por la cancillería.

La agitación en Ucrania empezó en noviembre, cuando el Gobierno decidió suspender súbitamente las negociaciones de asociación con la UE y estrechar las relaciones económicas con Rusia.

Rusia pide firmeza a su aliado Yanukovich
Rusia achaca los incidentes a un intento de golpe de Estado de elementos radicales. El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, sugirió el miércoles que la UE "utilice sus contactos con la oposición para incitarla a cooperar con las autoridades ucranianas y a distanciarse de las fuerzas radicales que desencadenaron los desórdenes sangrientos y están en el camino de un golpe de Estado".

Asimismo, Lavrov calificó de "intento de intimidación" las eventuales sanciones de la UE contra los responsables de la violencia en Ucrania. "La posibilidad de sanciones es únicamente un intento de intimidación", indicó Lavrov durante una rueda de prensa en Bagdad, en unas declaraciones traducidas del ruso al árabe.

Y este jueves, el primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, pidió a Yanukovich que mantenga una actitud de firmeza. "Necesitamos socios que estén en forma y que las autoridades en Ucrania sean legítimas y eficaces para que la gente no pueda usarlas como un felpudo para limpiarse los pies", declaró Medvedev. "El poder debe concentrarse en la defensa de las personas, de las fuerzas de seguridad que preservan los intereses del Estado", añadió, según las imágenes transmitidas por televisión.

Esta semana, Rusia preveía entregar una ayuda de 2.000 millones de dólares a Ucrania.