Última Hora

Mientras en la Asamblea Legislativa se desarrollaba una actividad en la que se discutía la situación venezolana, un grupo de seguidores de Nicolás Maduro irrumpió y obligó a la cancelación de la misma.

Varios miembros de las juventudes de los partidos políticos se habían reunido en Cuesta de Moras para dar su apoyo a los jóvenes que han tomado las calles de Venezuela.

Todo marchaba bien hasta que un grupo contrario a la reunión irrumpió en la sede. Se presentaron gritos y empujones entre las partes.

Los diputados Víctor Emilio Granados y Damaris Quintana se encontraban en el salón y recibieron insultos.

El equipo de seguridad de la Asamblea se vio obligado a intervenir, lo que puso fin a la actividad.