Última Hora

La torre del Saprissa, Kendall Waston con sus cuatro goles, es la principal arma morada para el clásico de este domingo ante Alajuelense. El jugador reconoce que pasa por un buen momento.

“A veces me marcan dos jugadores, pero todo depende del movimiento que haga y la ubicación de la pelota. Hay veces que estos factores se pueden aprovechar y en otras ocasiones no”, dijo el espigado defensor.

Waston reconoce que él se ha convertido en el dolor de cabeza de los rivales y ahora espera hacerlo el domingo ante la Liga.

“Sabemos que Guzmán (David) es muy técnico y que gracias a la pegada de él, en el partido pasado todo salió bien”, indicó Kendall.

El plantel ya inició con el trabajo táctico este miércoles, y para el jueves planean comenzar con las prácticas en césped natural.