Última Hora

La comida japonesa, además de prepararse de manera muy atractiva, se caracteriza por ser bastante saludable.

Es por esa y otras razones que el Washoku, como se le conoce mundialmente, fue declarado patrimonio cultural inmaterial por la UNESCO.

Además de cumplir con las características de una dieta balanceada, los platillos japoneses forman parte de tradiciones y costumbres que aportan gran riqueza cultural, que por Fortuna no se ha perdido.

Por generaciones, los japoneses además han mantenido también la tradición de acondicionar un aposento bastante interesante, conocido como tatami

La costumbre dicta que quienes deseen ingresar al tatami o a las casas, antes se quiten los zapatos, esto como una forma de dejar afuera, las malas vibras y también como un símbolo de respeto.

Dentro de este aposento, puede degustarse la comida Kaiseki, compuesta por diferentes platos pequeños.

Cada alimento debe ser único y contrastar entre sí.

La comida japonesa tiene infinidad de exóticos sabores milenarios, sin duda un gran motivo para que ahora sea, patrimonio cultural.

Usted puede obtener mayor información al  2543-6000.