Última Hora

Grettel era una de esas personas que decía: "¿Yo, dejar el trabajo estable, seguro y bien remunerado que tengo para convertirme en empresaria? ...¡jamás!

Pero un Buen Día, la certeza de que todo sueño se puede cumplir, la convenció de lo contrario.

Comenzó a investigar cómo fabricar sandalias, después renunció a la empresa donde era administradora y hoy, un año después, no sólo es su propia jefa sino que además, les da trabajo a 25 personas.

El Buen Día de Grettel comienza más temprano hoy  que es empresaria que antes, cuando trabajaba de administradora.

Hace apenas un año, decidió, diseñar sandalias  para hombre y mujer.

Se echó al agua y cambió lo que tenía seguro para aventurarse en un proyecto propio, motivada con estas palabras: 

Con esa fe como estandarte y la certeza de que el mercado exigía un producto como el que ella propone, se casó con  la idea  de fabricar sandalias con características que ella considera esenciales.

Además de ayudar al planeta, le queda la satisfacción de colaborar con 25 personas, que dependen de este trabajo para llevar el sustento a sus familias.

El camino ha sido corto, pero con muchos obstáculos que ella ha podido vencer satisfactoriamente y tiene muy clara, la clave de su éxito.

Ella es un ejemplo de que  el esfuerzo, la perseverancia y sobre todo el trabajo duro, es la receta más efectiva, para cumplir los sueños.  

Usted puede obtener mayor información al 8327-0630.