Última Hora

El próximo domingo los alrededores del Estadio Nacional, sede del clásico entre Liga Deportiva Alajuelense y el Deportivo Saprissa, estarán resguardados por unos 300 oficiales.

En cuanto a las barras, todo dependerá de la organización del evento y el acceso que les permitan.

"Nos hemos cansado de brindar recomendaciones, específicamente prohibir el ingreso de estos grupos organizados, no auspiciarlos y decirles a los jugadores que dejen de apoyarlos", expresó Celso Gamboa, viceministro de seguridad, al respecto.

Por su parte, en la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) aseguran que también tomarán cartas en el asunto.

"Vamos a llamar a todas las partes involucradas en estos eventos para ver cómo está el tema reglamentario y de protocolo con la intención de mejorarlos", dijo Rafael Vargas, secretario general.