Última Hora

La caída de postes de tendido eléctrico producto de un choque genera más gastos de lo que usted se imagina.

Según la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) por cada reparación de una estructura se podrían cancelar entre 7 a 13 millones.

El dinero para pagar este tipo de daño en muchas ocasiones es cancelado por la CNFL y en uno que otro caso lo paga el responsable del accidente, sin embargo esto no siempre se logra.

Solo en lo que va de este año se reportan al menos 16 postes destruidos  y en su gran mayoría producto de un choque.

El año pasado la CNFL reportó 290 postes dañados por accidentes, todos están en un proceso para determinar quién pagará los daños.

La CNFL afirma que el daño de un poste no solo afecta a la empresa o al responsable del accidente sino también a los consumidores de electricidad, ya que a muchos se les debe reconocer en su recibo el faltante del fluido que tuvieron tras ocurrido el percance.