Última Hora

Un hombre asesinado el fin de semana en Escazú, no tenía deudas con las justicia. Las autoridades presumen que el ataque no era para él.

Quien en vida fuera Luis Guillermo Marín Flores, de 55 años se dedicaba a ser taxi pirata en la zona de Escazú.

Fue precisamente ahí donde fue asesinada la madrugada de este domingo, de un disparo en la cabeza.

Homicidio que tiene en duda a las autoridades porque al parecer era un hombre que presentaba un perfil muy bajo.

Extraoficialmente se maneja la versión de que el ataque no era para él y que al contrario pudo haber sido confundido. Pero el dato aún es muy preliminar.

El hombre conocido como bicho Marín, viajaba en compañía de un amigo camino a su casa luego de pasar la noche en un bar.

Cuando una motocicleta los interceptó y les empezó a disparar.

Uno de los impactos dio en la cabeza y el resto en el chasis del vehículo que ahora está en el complejo de ciencias forenses.