Última Hora

Las bases del crudismo, explican que, al cocinar los alimentos, se descomponen enzimas y nutrientes que nos serían altamente beneficiosos. Por eso, la razón de decirle no al aceite, hornos, microondas etc.

Como en toda regla, hay una excepción, el tomate, más bien se beneficia de una buena cocinada.

¿Entonces?…Nutricionalmente, la diferencia del crudismo y la comida cocinada, depende de cada alimento, y el tema de las bacterias en los productos de origen animal inclina la balanza en ambas direcciones.

El veredicto, parece ser, es una combinación.

¿Crudismo? Puede intentarlo, en ciertos alimentos, otros, tendrán que pasar por el calorcito de la cocina. Consulte con su médico o un nutricionista.  Información, es salud.