Última Hora

Internacional

Nuevas revelaciones reavivan debate sobre la exprimera dama Hillary Clinton

Las nuevas revelaciones provienen de la revisión de notas sobre las conversaciones entre Hillary Clinton y su confidente, Diane Blair...

AFP Agencia Hace 2/16/2014 8:09:00 AM

(AFP) - Los estadounidenses regresaron esta semana dos décadas atrás, a la época en que un presidente demócrata se vio envuelto en un escándalo sexual y cuando la Primera Dama de la época, Hillary Clinton, se mantuvo estoicamente fiel a su marido.

Las nuevas revelaciones provienen de la revisión de notas sobre las conversaciones entre Hillary Clinton y su confidente, Diane Blair, profesora de ciencias políticas en Arkansas, que murió en 2000.

Unas 40 páginas de archivos de Diane Blair muestran a una Hillary Clinton a veces "despiadada", molesta o enojada con el microcosmos político y mediático, un retrato que contrasta con la mujer política, disciplinada y popular en que se convirtió luego de ser electa para el Senado en 2000.

Los documentos, obtenidos y publicados por la página web conservadora Washington Free Beacon, probablemente alimenten la futura batalla política entre los republicanos y la eventual candidata a la presidencia en 2016.

En ellos se relata que Hillary Clinton estaba "desconcertada y enojada" con el mundillo político de Washington, confundida por quienes trataban de "destruir" el gobierno de Bill Clinton, y furiosa de que su marido hubiera "arruinado" el inicio de su primer mandato (1993-1997).

Diane Blair cita a Hillary Clinton tratando a la becaria Monica Lewinsky -que tuvo un sonado 'affaire' con Bill Clinton- tratándola de "narcisista enloquecida." No deja de condenar "la enorme falta de criterio" que tuvo su marido, pero cree que los ataques continuos de que era objeto su presidencia, explican en parte ese error.

Al final, Hillary Clinton decidió no separarse de Bill Clinton, su "mejor amigo" durante más de 20 años, pues ella admiraba su éxito espectacular en la política.

- "La mujer más admirada de Estados Unidos" -

Hoy no es fácil recordar el odio de la derecha estadounidense contra la Primera Dama, debido a su gravitante papel político, incluyendo su fallido intento por reformar el sistema de salud.

Desde entonces, su pasado fue completamente disecado, sobre todo en lo que refiere a la larga carrera de las primarias demócratas en 2008, cuando perdió frente al actual presidente Barack Obama.

Pero algunos republicanos están decididos a poner de relieve los problemas de la década de 1990.

El senador republicano Rand Paul, aspirante no oficial para alcanzar la Casa Blanca en 2016, habló sobre el asunto Lewinsky en varias entrevistas recientes.

Según él, los demócratas han pasado la toalla con demasiada facilidad a los devaneos del expresidente, cuando el Partido demócrata se presenta como protector de las mujeres y una fuerza que lucha por la igualdad en el trabajo.

El presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, también prometió que "todo estará sobre la mesa" si Hillary Clinton gana la primaria demócrata en 2016.

"Tenemos toneladas de" información anti-Clinton, dijo a la cadena MSNBC.

"Algunas son viejas, otras pueden ser más recientes.", acotó.

Pero los votantes se interesarán por escándalos de hace 20 años?

"Los republicanos creen que esta es una estrategia viable", dijo Costas Panagopoulos, que forma a los futuros directores de campaña en la Universidad de Fordham, en Nueva York.

La agitación anti-Hillary dentro del campo conservador ilustra el aura de invencibilidad que le rodea, y eso asusta a los republicanos, frustrados por haber perdido la Casa Blanca en 2008.

"No estoy convencido de que va a funcionar. Hillary Clinton es conocida desde hace tanto tiempo que la gente sabe lo que le gusta y qué no le gusta", dijo Costas Panagopoulos.

Hillary Clinton también ha reforzado su imagen de una mujer de Estado, al comandar durante cuatro años la diplomacia estadounidense en el primer mandato de Barack Obama.

Pese a que su curriculum se vio empañado por el atentado contra el consulado en Bengasi, Libia, en 2012, participó personalmente en la dirección del operativo que acabó con el líder del la red Al-Qaida Osama bin Laden, en la de la guerra en Libia y es el "pivot" estadounidense en Asia.

"Nada fue mejor para la carrera política de Hillary Clinton que haber sido secretaria de Estado", dijo Bonnie Dow, profesora especialista en el papel femenino en la política de la Universidad Vanderbilt, en Tennessee.

"Gracias a ello, ella se convirtió en la mujer más admirada de Estados Unidos", aseguró Dow, para acotar que "será que los republicanos pueden bajarla de ese pedestal? Yo creo que no".