Última Hora

El asesinato de un joven el fin de semana anterior, por un supuesto conflicto entre bandas criminales de Pital de San Carlos, obligó a la Fuerza Pública a tomar medidas urgentes.

Según vecinos de la zona, en los últimos días las balaceras en plena vía pública se han vuelto habituales.

El director de la Policía, Juan José Andrade, se reunió con dirigentes comunales y asegura que reforzarán la seguridad en la zona.

Las disputas entre bandas por territorios de distribución de droga, obligaron a los vecinos a aplicar ellos mismos un toque de queda.

Muchos evitan salir de noche y los dueños de comercios prefieren cerrar sus locales por temor a quedar en medio de un enfrentamiento.

Los vecinos de Pital de San Carlos, esperan que los 15 policías que se asignaron esta semana a la zona traigan de nuevo la calma a la comunidad.