Última Hora

Ellos no le temen a ingresar a los barrios marginales, enfrentarse a los delincuentes más peligrosos y hasta realizar la detención en las zonas más incomodas. Pero los agentes del OIJ saben que hay zona de San José donde su presencia es reprochada y el ingreso algunas veces es casi imposible.

Hablamos de la León 13, de La Carpio, Los Guido de Desamparados, Alajuelita y Bajo los Ledezma.

En estos sitios los allanamientos o las simples detenciones se complican tanto que los agentes del OIJ, necesitan pedir colaboración de la Fuerza Pública y de más secciones APRA poder dar con tan solo una persona.

Se enfrentan a lluvias de piedras, palos y hasta balas.

Esta situación no la sufre solo la policía y no sucede solo en la capital.

Cruz Roja, Bomberos y taxistas algunas veces no ingresan a las zonas por lo conflictivo de lugar, ya que no desena convertirse en víctimas.

Por esta razón durante este año se prevé que las autoridades tomen las zonas en barridas policiales y poder recuperar el terreno perdido.