Última Hora

Junto con el inicio de las clases, la Policía de Tránsito realizó varios operativos para velar por la seguridad de los estudiantes.

En las afueras de la escuela Ricardo Jiménez en San José como en otras escuelas, se realizó un fuerte operativo.

Se trató de  un plan piloto para controlar el exceso de velocidad frente a las escuelas y colegios, que  resultan más peligrosos para los estudiantes.

En este trabajo la Policía de Tránsito tendrá vigilancia especial durante dos semanas. La prioridad es examinar el transporte estudiantil, y para ello utilizarán radares de control de velocidad con  transportes cámaras.

Las busetas escolares tienen que contar con extintores, cinturones de seguridad, basurero y rotulación, según lo estipulado.

Según el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) la idea es abarcar 83 centros educativos en estas dos primeras semanas. Cien oficiales de tránsito estarán dedicados a este proceso; esto se dará especialmente en las horas de entrada y salida.

Como parte del plan, el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) implementó un brazalete muy particular para los niños.

Con la frase "camino por la izquierda de frente al tránsito ", el Cosevi busca que los niños que lo porten, puedan ser más visibles para los conductores en carretera.