Última Hora

Un 60% de los educadores tienen problemas con su voz y al menos una vez por semana presentan disfonía.

Para prevenir los daños a las cuerdas vocales por uso excesivo de la voz, se puede asistir a terapia de voz, ahí le enseñarán ejercicios para aprender a respirar.

Además es muy importante hidratar constantemente la garganta pues entre más secas estén las cuerdas vocales, más fácil se dañan.

Es importante que los educadores, traten de no pasar todo el rato de la lección hablando, sino asignar a los estudiantes actividades que no requieran de instrucciones constantes y aprovechar los recreos para descansar la voz.

El especialista asegura que lamentablemente la mayoría de los educadores no le ponen el cuidado debido a su voz, y señala además que se requiere más información en la época de formación de los maestros sobre el tema, ya que solo con la preparación previa se podrá prevenir en lugar de lamentar