Última Hora

Internacional

El náufrago salvadoreño espera su vuelta a casa recluido en un hotel de las Islas Marshall

Briand recordó el caso de tres mexicanos que en 2006 sobrevivieron nueve meses a la deriva...

AFP Agencia Hace 2/9/2014 10:12:00 AM

(AFP). El náufrago salvadoreño José Salvador Alvarenga seguía esperando este domingo, recluido en un hotel de las Islas Marshall y protegido por escoltas, poder volver a su casa.

El pescador, que fue arrastrado hasta el remoto atolón de Ebon hace 11 días y afirma haber pasado 13 meses a la deriva en el océano Pacífico tras haber salido de la costa de México a pescar tiburones, permanece en un hotel turístico de la capital, Majuro, desde que el viernes salió del hospital por voluntad propia, aunque todavía no le han dado el alta oficial.

Desde entonces casi no se le ha visto en público y los responsables del hotel indicaron que el acceso a su habitación está restringido por orden del gobierno.

"El ministerio de Asuntos Exteriores nos dio instrucciones para decir a los que llamen que, si quieren hablar con él, lo soliciten al ministerio", dijo la portavoz del hotel, que confirmó haber recibido muchas llamadas para el náufrago.

Las raras veces en que Alvarenga apareció en público desde el viernes lo hizo rodeado de un grupo de voluntarios, que permanecen en su cuarto y le ayudan a cumplir su deseo de no hablar con la prensa sobre su odisea en el mar.

Exceptuando unas breves palabras de agradecimiento en una rueda de prensa el jueves, el náufrago no ha hablado directamente con ningún medio desde la semana pasada, a pesar del gran interés que ha despertado su extraordinaria aventura en todo el mundo.

Fuentes del hospital Majuro dijeron que Alvarenga estaba molesto con el bombardeo de llamadas al centro hospitalario y que por eso quiso irse a un hotel.

"El alta la tomó él" explicó Kennar Briand, el jefe del equipo médico del hospital, y confirmó que el médico que atiende a Alvarenga no le dio el alta el viernes.

"Dijo que recibía demasiadas llamadas de personas que aseguraban ser sus familiares", explicó.

Según Briand, los exámenes y análisis demostraron que el estado de salud de Alvarenga está mejorando, por lo que podría recibir el alta médica definitiva el lunes.

"El lunes repetiremos las pruebas de laboratorio y, en función de los resultados, su doctor decidirá cuáles son los siguientes pasos", explicó.

Kennar Briand ha tratado en varias ocasiones a náufragos que llegaron a las Islas Marshall o que fueron rescatados en el mar y trasladados al hospital de Majuro.

"No conozco ningún caso de alguien que haya estado a la deriva durante 13 meses" y haya sobrevivido, dijo Briand, que supervisa los servicios médicos de este hospital de 80 camas.

Según el médico, algunos náufragos que estuvieron la mitad del tiempo a la deriva del que dice haber pasado Alvarenga llegaron en un estado de salud mucho peor.

Briand recordó el caso de tres mexicanos que en 2006 sobrevivieron nueve meses a la deriva en el Pacífico y fueron tratados en Majuro.

"Hubo algunas sospechas" sobre la historia de los mexicanos, recuerda el médico, y algunos doctores del hospital tuvieron que certificar oficialmente que los náufragos estuvieron nueve meses en el mar.

"Pero no es nuestro trabajo" verificar la información, dice Briand, aunque reconoce que es sorprendente que Alvarenga "estuviera tan sano cuando llegó".

"Recuerdo un caso unos náufragos, creo que eran de Kiribati [una isla en el Pacífico] que estuvieron seis meses a la deriva. Cuando llegaron no se podían mantener de pie, pasaron todo el tiempo estirados en el fondo del barco", explica.

Alvarenga, que dijo haber salido a pescar tiburones en la costa mexicana del Pacífico en diciembre de 2012, apareció el pasado 30 de enero en las Marshall, tras haber sobrevivido, según relata, comiendo pájaros y tortugas durante esos 13 meses.

Su compañero, Ezekiel Córdoba, de 23 años, que había salido a pescar con él, murió cuatro meses después de haber salido de la costa mexicana, según explicó Alvarenga.