Última Hora

Noticias

Lea bien las etiquetas y no crea todo lo que dicen

Lamentablemente las etiquetas pueden ser confusas, y engañosas. Sin embargo, si aprende bien a lo que le debe dar importancia al leerlas, puede saber cuáles son las mejores decisiones para su dieta.

Hace 3/18/2013 10:49:00 AM

Lamentablemente las etiquetas pueden ser confusas, y engañosas. Sin embargo, si aprende bien a lo que le debe dar importancia al leerlas, puede saber cuáles son las mejores decisiones para su dieta.

Por ejemplo, poner atención a los descriptores nutricionales (son los que destacan propiedades beneficiosas de un alimento). Pues es lo primero que se nota, ya que suelen ser muy llamativos, para atraer al consumidor. Lamentablemente estos descriptores suelen ser bastante engañosos, así que nunca elija un producto basándose en éstos.

También hay que tomar en cuenta que bajo en azúcar o grasa no implica bajo en calorías.

Los productos bajos en azúcar, suelen ser altos en grasa, y los productos bajos en grasa, altos en azúcar. Por ejemplo, una galleta baja en azúcar, puede igual estar hecha de harinas refinadas, y ser alta en grasas poco saludables.

Tampoco se deje engañar por “integral” o “grano entero”.  Aunque en nuestro país no hay legislación respecto al uso del descriptor integral o grano entero, productos importados de Estados Unidos sí tienen estos descriptores.

 Los productores pueden poner el descriptor de grano entero, siempre que alguna de las harinas incluidas sean integrales, pero esto no significa que el producto es 100% de grano entero, alto en fibra, y bajo en azúcar.

 

 Para saber si un producto es realmente integral, revise la lista de ingredientes. El primer ingrediente debe decir “integral”, e idealmente el resto de los ingredientes de harina también deben serlo.

 Finalmente  recuerde que “cero grasa trans”, no implica que el contenido de trans es realmente cero.

 Por la ley de etiquetado un producto que contiene menos de 0.490 mg de trans por porción, puede identificarse como 0 g de grasa trans. Por lo tanto, si consume más de una porción de este producto, puede estar excediendo fácilmente el consumo máximo recomendado de grasa trans, de 1.1 g por día.

 La grasa trans es la que se forma cuando se solidifican los aceites vegetales para utilizarse en procesados como papas tostadas, galletas, y otras reposterías.

Se ha comprobado que es la grasa más dañina para la salud.

Otro punto importante a tomar en cuenta es la lista de ingredientes, le dan el contexto sobre el cual interpretar el panel.

Una regla simple, para saber que tan saludable es un producto es que tenga menos ingredientes, idealmente menos de 5 ingredientes. Entre más larga la lista e incluya ingredientes complicados, más procesado, más preservantes, etc.

Al comparar productos, una buena regla es preferir el que tenga menos ingredientes. Los tres primeros ingredientes son los que están en mayor proporción.

El tamaño de la porción, las calorías, la grasa saturada, número carbohidratos, son otros factores que le pueden ayudar a tener una mejor dieta.

Kathryn Von Saalfeld, puede contactarla al 22 56 80 67 o búsquela en el facebook:  Clínica de Nutrición Von Saalfeld.