Última Hora

Cada 15 días un grupo de oficiales de la fuerza pública viaja a una de las delegaciones policiales más lejana del país ubicada en Punta Burica, muy cerca de la frontera con Panamá.

Aquí los oficiales no andan en patrullas, motocicletas ni en caballos. Ellos caminan kilómetros para dar seguridad a las comunidades indígenas cercanas.

+QN estuvo en la delegación de punta Burica donde hay dos mujeres que aman su profesión.