Última Hora

Internacional

EE.UU. anuncia una nueva ronda de sanciones a empresas que comercian con Irán

Los sancionados "juegan un papel importante a la hora de apoyar el programa nuclear de Irán y su respaldo activo al terrorismo".

Agencia EFE Hace 2/6/2014 7:36:00 PM

Washington, 6 feb (EFE).- El Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció hoy nuevas sanciones contra un conjunto de entidades e individuos, en países como Turquía, España o Alemania, por evadir la prohibición de Washington de llevar a cabo negocios con Irán.

Los sancionados "juegan un papel importante a la hora de apoyar el programa nuclear de Irán y su respaldo activo al terrorismo", afirmó David S. Cohen, subsecretario de Terrorismo e Inteligencia financiera del Tesoro, en una nota de prensa.

Estas sanciones congelan los activos que estas entidades y personas puedan tener en EE.UU., y prohíben que ciudadanos estadounidenses mantengan relaciones financieras con ellos.

Las entidades e individuos objeto de las sanciones están ubicados en Turquía, España, Alemania, Georgia, Afganistán, Emiratos Árabes Unidos y Liechtenstein.

Algunas de estas empresas ayudaron a Irán a esquivar la prohibición de exportaciones de petróleo y otras canalizaban actividades iraníes en los conflictos de Siria y Afganistán, indicó el Tesoro.

Se trata de la segunda vez que EE.UU. anuncia una ronda de sanciones económicas desde que en noviembre el grupo del P5+1 (EE.UU., China, Alemania, Francia, Rusia y Reino Unido) acordó con Irán en Suiza liberar parte de los fondos iraníes retenidos en el exterior a cambio de que ese país islámico frenase su programa nuclear.

"Estados Unidos ha dejado claro que a medida que se aplica en Plan de Acción Conjunta, supeditado al cumplimiento de Irán de sus propios compromisos, la abrumadora mayoría de las sanciones siguiesen en efectivo y continuarán siendo vigorosamente implementadas", agregó Cohen.

Desde que se alcanzó el pacto entre el P5+1 e Irán un grupo de senadores estadounidenses han expresado su deseo de aumentar la presión sobre su Gobierno para forzarle a cancelar el programa nuclear, algo a lo que se ha opuesto el presidente Barack Obama con el argumento de dar una oportunidad a los canales diplomáticos.