Última Hora

Hasta en ejercicio los extremos son malos, y si usted no se alimenta adecuadamente, o hace más ejercicio de la cuenta, más bien le va a hacer un daño a su organismo.

Eso de que en ejercicio más es mejor, está prácticamente obsoleto. Hay que ejercitarse sólo lo necesario, pero hay que ser constante.

En la búsqueda de bajar de peso, muchos combinan el ejercicio con el hambre y eso es una pésima idea que más bien afecta la salud.

Esa energía que no encuentra, casi siempre la agarra del músculo, afectando ese importante tejido. El cuerpo es muy inteligente y le avisa cuando se está pasando de la raya en el ejercicio.

Más que la cantidad, lo que necesita es calidad y constancia, además de una buena alimentación.