Última Hora

Apenas un día después de ser desalojados por la Fuerza Pública, un grupo de personas regresó la propiedad en Fray Casiano de Puntarenas en donde había construido al menos 60 ranchos.

Ellos afirman no tener un lugar para trasladarse luego de que los dejaran en la calle este martes.

Ellos siguen con la esperanza de que una institución de ayuda social les tienda la mano.

El terreno recién desalojado pertenece a una sociedad llamada Vecinos S. A., y parte de él es arrendado al Ingenio El Palmar.

La mayoría de las 150 personas desalojadas este martes se fueron a casas de familiares, pero no descartan regresar a este terreno.