Última Hora

En la recta final del juicio contra un comerciante sospechoso de poner veneno en el café de su esposa,  esta mañana declaró un perito especialista en sustancias toxicas.

Se trata de Manuel Oreamuno, miembro del departamento de Ciencias Forenses. Él localizó en la bebida, metomilo, un compuesto químico insecticida.

Este es popularmente conocido como lagnate y es altamente tóxico. “Un gramo es una cantidad suficiente para llevar a la muerte a una persona”, dijo durante su declaración.

Este caso ocurrió el 14 de febrero del 2011. En horas de la mañana, supuestamente, el sospechoso colocó este producto tóxico en el café que llevaría su exesposa al trabajo.

La mujer laboraba recogiendo fresas en una finca cercana a su casa, y antes de salir de su casa ingirió este café que la intoxicó y la llevó directo al hospital.

El fiscal Jofrey Salas, destacó de la declaración del perito, el hecho de haber hallado la sustancia en ese líquido.

El juicio se reanudará el 19 de febrero, debido a que debió ser suspendido por la ausencia de una doctora que hizo la valoración médico legal, que se encuentra incapacitada.