Última Hora

El presidente del consejo directivo del Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD), Celso Gamboa, asegura que él no ordenó la investigación de las llamadas que hicieron el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Francisco Segura, y el jefe de la Policía Antidrogas, Allan Solano.

Fue la auditoría del Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD) que realizó la investigación durante el 2013 tomando en cuenta el supuesto gasto excesivo en el que incurrieron el director del OIJ, Francisco Segura y el jefe de la PCD, Allan Solano.

La autoría señaló que Segura gastó en un promedio de nueve meses entre el 2011 y el 2012 un total de 898 mil colones. Además, el 85% de las llamadas que hizo desde el celular prestado por el ICD fue a una particular.

Sin embargo, documentos que aportó Segura señalan que el promedio mensual de facturación durante el 2012 fue de 67 mil colones, mientras que en el 2011 de 57 mil colones.

El presidente del consejo director del ICD, Celso Gamboa, insistió en que él no ordenó la investigación pero que ya se confecciona con reglamento para ordenar el gasto en cuanto a los celulares que presta el ICD para el combate contra las drogas.