Última Hora

Aunque su vida profesional la desarrolló entre la microbiología y la química clínica, luego de pensionarse, don Ricardo descubrió en el arte la forma de continuar creciendo.

A sus 85 años, tiene unos días y unas noches muy ocupados, pues ha publicado cuatro libros y hace pocas semanas inauguró su primera exposición de pinturas en San Ramón.

Además de pintar, escribir y publicar libros, también estudia computación.

No podíamos despedirnos de don Ricardo sin pedirle un consejo para aprovechar la vida como él lo hace.