Última Hora

Con más del 85% de las mesas escrutadas, la proyección de la nueva Asamblea Legislativa deja a Liberación con menos representación, y un Frente Amplio que aumentó en ocho su número de diputados.

La bancada verdiblanca estaría perdiendo seis escaños en relación con el actual período pues pasará de 24 congresistas a 18, según los datos de las elecciones de este 2 de febrero.

Así, esta se convierte en la segunda representación legislativa más reducida del oficialismo verdiblanco, solo por detrás de los resultados del 2002, cuando lograron 16 legisladores.

Por su parte, Acción Ciudadana, pese a haber obtenido más apoyo para presidente, no recibió el mismo respaldo en los votos para la Asamblea Legislativa.

Los rojiamarillos, lograron aumentar su número de escaños, pues en el entrante mandato contarán con 14 legisladores.

De uno a nueve, el Frente Amplio se convierte en la segunda fracción de izquierda más grande de la historia desde la Segunda República, cuando en alguna ocasión la izquierda tuvo cuatro legisladores en los 80.

La Unidad Socialcristiana sube dos diputados, pues pasa de seis a ocho. Contrario a ello, se presenta el caso del Movimiento Libertario.

En 2010, el Movimiento Libertario eligió nueve legisladores, sin embargo, ahora pasará a tener solo tres, en la que es una de las mayores reducciones de representación legislativa.

El partido de Justo Orozco, Renovación Costarricense, pasa de uno a dos diputados; mientras que el PASE decrece, pues tiene en el actual período cuatro legisladores y va a quedar en uno.

Finalmente, Restauración Nacional y, otra de las sorpresas, el Partido Alianza Democrática Cristiana, lograron un espacio en el Congreso.