Última Hora

El del domingo, fue un resultado que Liberación Nacional no contemplo en el abanico de posibilidades. “No habíamos visto un desenlace de esa manera”, reconoció Johnny Araya.

El candidato liberacionista reconoció que en el sprint final, Solís le aventajó. Pero desconocen el porqué del desenlace.

Este lunes por la mañana será de reuniones, el comando de campaña se dedicará a replantear la estrategia ante este rival inesperado.

Aunque no quiso hacer valoraciones al calor del resultado, sí adelantó que la percepción del gobierno de Laura Chinchilla le afectó.

“Déjennos hacer una evaluación, ya yo adelanté algo, este país quiere una rectificación”, agregó el exalcalde de San José.

La segunda ronda es un trago amargo para los Araya. Pues en el 2002, su hermano Rolando perdió ante Abel Pacheco.

Sin embargo, esa es una coincidencia que no inquieta al liberacionista. “Ni son las elecciones del 200, ni yo soy Rolando Araya”, dijo.

Araya no quiso hablar de alianzas de cara al 6 de abril, día de la segunda ronda.