Última Hora

Pocos minutos después de las 8 de la noche, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) reveló este 2 de febrero los primeros datos de las elecciones con un 9% de las mesas escrutadas.

En ese momento, Araya estaba a la cabeza, mientras que Luis Guillermo Solís era segundo, José María Villalta tercero y Otto Guevara se ubicaba en el cuarto.

Con estos datos, la segunda vuelta electoral para elegir presidente era inminente. Sin embargo, la noche estaba por darnos sorpresas mayores.

Dos horas después, y con 7 de cada 10 mesas revisadas, las posiciones cambiaron. Luis Guillermo Solís, de Acción Ciudadana se ponía en primer lugar con un 30.6%, y Johnny Araya, de Liberación Nacional, con un 28.9%.

Mientras tanto, el resto de los candidatos se mantenían prácticamente igual.

El primer aspirante en hablarle al pueblo tras escuchar los resultados fue Rodolfo Piza, de la Unidad Socialcristiana. Él agradeció a sus partidarios por permanecer fieles, “cuando todos levantaban el acta de defunción”.

Luego siguió Otto Guevara, del Movimiento Libertario, quién sí ganó una curul en la Asamblea Legislativa, desde donde prometió una lucha por la representatividad de los electores.

Después fue José María Villalta, del Frente Amplio. “Vamos a reconocer que estamos felices, que hoy hay un Frente Amplio que le está dando esperanza a miles de costarricenses que no la tenían”, dijo.

Pasadas las 10 de la noche, Johnny Araya salió al escenario. En ese momento dijo que el desenlace de las elecciones no significaba turbulencias, “provocaría turbulencias en mi mente y en mi corazón si huibiera puesto las cosas en manos de Dios de la boca para afuera”, agregó.

Y finalmente, Luis Guillermo Solís de Acción Ciudadana. “Solo pa’ lante, a ganar, adelante Costa Rica, el país nos convoca, nos llama, y vamos a ganar”, exclamó el candidato sorpresa de los comicios del 2014.

Dentro de los datos sobresalientes se encuentra el apoyo por provincia; mientras el PAC sacó su ventaja en las provincias centrales, Liberación Nacional tiene una victoria contundente en las costas y ahí el PAC desaparece.

En cuanto a la Asamblea Legislativa, los primeros datos ponen al PLN con la mayor fuerza, con 18 diputados, le sigue el PAC con 14, y el Frente Amplio con nueve.

Este 2014, el abstencionismo se mantiene similar al del 2010, con un 31%.