Última Hora

Cerca del 80 porciento de todos los privados de libertad del país tienen derecho a votar. En total hay 8713 empadronados.

 

Adaptación Social autoriza la movilización de presos para llevarlos a los principales centros penales, donde se han instalado las urnas de votación, y muchos de ellos hicieron efectivo su derecho.

 

Francisco Navarro ha estado en prisión la mayor parte de su vida adulta, y fue de los primeros en votar porque quiere que el gobierno les dé más oportunidades para ser personas útiles a la sociedad.

 

“Se desaprovecha mucha mano de obra en las cárceles, gente que puede hacer algo útil mientras estan recluidas”, aseguro Francisco.

 

En el centro penitenciario buen pastor, un total de 526 mujeres estaban empadronadas.


Observadores internacionales han estado presentes en los centros penales donde se desarrollan las votaciones, para velar por el orden.