Última Hora

Si usted tiene que trabajar este 2 de febrero y quiere salir a votar, tome en cuenta que las empresas están en la obligación de ceder el tiempo necesario para que vaya a ejercer el sufragio.

Todo patrono tiene la obligación de permitir a sus empleados asistir a las urnas.

El artículo 69 del Código de Trabajo, establece el derecho de los trabajadores a un permiso con goce de salario para asistir a la junta receptora que le corresponda.

El patrono que incumpla esta normativa, podría enfrentarse a sanciones legales. El patrono no es el único que tiene obligaciones este dos de febrero.

El empleado sólo podrá ausentarse de su trabajo el tiempo necesario y razonable para votar. La forma en que se coordinen los permisos, dependerá de las circunstancias de cada empresa, sin ninguna directriz en general.

Se recomienda razonar entre patrono y empleado dependiendo del lugar de trabajo y su horario, de manera que no se limite el derecho del trabajador ni se perjudique a la empresa.

Por otro lado, si un trabajador es miembro de mesa tiene la obligación de comunicar a la empresa, para que se tomen las medidas necesarias.

El patrono, no puede negar el permiso o su participación, tampoco puede rebajar el salario.

El Ministerio de Trabajo recuerda  que el patrono no debe influir en la  elección del trabajador al salir a votar.

Si usted tiene alguna duda, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) tiene a su disposición la línea 800-elector.